El verdadero éxito de la educación consiste en formar buenos ciudadanos

ROSER BATLLE ES LA EMPRENDEDORA DETRÁS DEL CENTRE PROMOTOR D’APRENENTATGE SERVEI, QUE FOMENTA EL COMPROMISO SOCIAL EN LOS JÓVENES MIENTRAS ESTUDIAN.

Eugenia Redondo. Te llamas… Roser Batlle, pero todo el mundo me llama Charo
Tienes… 56 años. ¡Cada vez que lo digo me asombro de lo mayor que soy!
Naciste en… Barcelona
Un lugar al que escaparse… Cualquier lugar de alta montaña o salvaje: grandes paisajes, acampar, escalar, descender barrancos, observar animales, bañarse en un lago de aguas heladas…
Una frase para inspirar… Muchas, pero hace poco me regalaron una de Goethe que me encanta: “…en el momento en el que uno se compromete de verdad, la providencia también lo hace”.
Algo que falte en este mundo… Generosidad y capacidad de disfrutar de los pequeños placeres.
Algo que sobre… Avaricia, deseo de poder, consumo compulsivo, obsesión -muy masculina- por el crecimiento cuantitativo y vanidad.
Alguien a quién admirar… En lo cercano, a todas las personas anónimas que, sin darle importancia, realizan actos heroicos cada día. En lo lejano, me fascinan las figuras de Galileo, Leonardo de Vinci, Jules Verne… personas que se avanzaron a su época, arriesgando y soñando.

Sobre tu proyecto

¿Cuál es tu granito de arena para cambiar el mundo? Promover aprendizaje-servicio: una manera de aprender haciendo un servicio a la comunidad. Se trata de fomentar el compromiso social de los niños, niñas y jóvenes, de manera que, al mismo tiempo, aprendan conocimientos, habilidades y valores.
Pongo un ejemplo: Mohammed, Paula y todos sus compañeros de la clase de música están preparando un concierto de Navidad para la residencia de abuelos. Ya es una tradición en la escuela que los chicos y chicas de 6º de Primaria preparen y lleven a cabo este espectáculo aprovechando los conocimientos y habilidades de expresión musical contenidos en el currículum de esta asignatura. Además de esforzarse en cantar alto y bien, hay que entrenarse en tareas organizativas, comunicación con las personas mayores, autocontrol…

¿Qué hizo que se encendiera tu bombilla? He trabajado durante mucho tiempo en entidades de educación no formal, un espacio maravilloso para fomentar los valores humanos y comprometer a niños y jóvenes con su entorno. Sin embargo, el divorcio existente entre las escuelas e institutos, por un lado, y las entidades sociales, por otro, acaban reforzando el imaginario de que para ser una persona sabia vas a la escuela y para ser una buena persona te apuntas a una ONG. Bajo esta mirada, un buen estudiante puede ser un mal ciudadano.

En una sociedad fuertemente fragmentada, con altos índices de fracaso escolar y de desmotivación frente a los estudios, con una infancia sobreprotegida, es necesario el trabajo en red del sector formal y no formal de la educación, para conseguir, en el mismo empeño, el éxito escolar y el compromiso social. Que no se conciba que un buen estudiante pueda ser un mal ciudadano. Que no se divorcie la sabiduría de la generosidad.

Porque el verdadero éxito de la educación consiste en formar buenos ciudadanos capaces de mejorar la sociedad y no sólo su currículum personal.

Sabes que vas por el buen camino por… El aprendizaje-servicio (APS) se populariza día a día, porque todas las buenas escuelas, buenos maestros, buenas entidades sociales, han desarrollado experiencias parecidas o lo han practicado alguna vez, aún sin darle este nombre. El APS ha caído en España en un terreno abonado.

En noviembre del 2010 se constituyó la Red española de aprendizaje-servicio. En este momento existen 10 núcleos impulsores de esta metodología en su territorio y una red específica en el ámbito universitario, la red APS (U). Por otro lado, cada vez más ayuntamientos incorporan el aprendizaje-servicio como política educativa para luchar contra el fracaso escolar y mejorar la cohesión social en el municipio.

Tu secreto para sostener el proyecto… Primero: De abajo a arriba. Hay que difundir el APS colocándolo en la “caja de herramientas” de las organizaciones e instituciones que ya existen. No se trata de crear nuevas estructuras si no son necesarias, sino empoderar a las que ya existen en cada territorio, haciéndolas partícipes del aprendizaje-servicio.

Segundo: Pluralismo. En cada territorio hay que reunir una pequeña red plural de actores sociales y educativos diversos: escuelas, institutos, entidades sociales, entidades de tiempo libre, universidades…, dónde cada uno hace lo que le es propio, y, al tiempo que aporta al colectivo, saca un beneficio particular. Estos pequeños núcleos o redes territoriales deben compartir la idea de que el APS es patrimonio de todos.

Tercero: Intercambio. Es necesario fomentar el intercambio de recursos, métodos y reflexiones entre las diferentes iniciativas territoriales, haciendo realidad la construcción colectiva de conocimiento, rentabilizando entre todos los logros que vamos consiguiendo en proyectos, formación, herramientas didácticas, publicaciones, expertos…

Cuando tú no estés… Me gustaría que se generalizara la convicción de que los niños y niñas no son los ciudadanos del mañana, sino ciudadanos del presente, capaces de provocar cambios en el entorno.

En otro orden de cosas, también me gustaría que se encontrara la manera de la humanidad progrese sin destruir la naturaleza; sin que el bienestar de unos pocos comporte la miseria de muchos. Me gustaría que la fraternidad fuera un valor equilibrador entre la libertad y la igualdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s