Mestre d’escola

Joan ventura Planella. El Punt. 
Uno está convencido que los sucesores nos recordarán a los poetas; y nos explicarán cómo se inició la guerra de Irak, Afganistán, los impactos sobre el medio, la violencia …

El maestro es aquel personaje que tiene la virtud de saber comunicar mensajes que penetran en el individuo. Después, con el aprendizaje, cada persona, según sus capacidades, desarrollará unos proyectos que serán vitales para su vida. La II República apostó por la enseñanza: creó las bases para el futuro formador, que construyen nuevas escuelas; el expansionismo en la enseñanza duró pocos años, el cruel golpe de estado enterró las ilusiones. Muchos maestros se exiliaron, otros fueron marginados o fusilados. A mediados de los sesenta las escuelas funcionaban con leña, las pinturas de las paredes y los pupitres, con el agujero para el tintero, eran de los presupuestos diseñados por el Frente Popular, aunque los ganadores se esforzaban para cambiar el nombre del centro. Cada día se rezaba el Padrenuestro y se hacían actividades de exaltación nacional. Algunos maestros se revelaron en silencio y, a pesar de la precariedad material, se limitaron a enseñar con cuerpo y alma a todo aquello a que sabían. Queda en el recuerdo un viejo maestro con esencias republicanas que, fiel a sus convicciones, se mantuvo alejado transitoriamente de las aulas. Su presencia interrumpida fue suficiente para transmitir unos valores y como era la historia. No dudó delante del auditorio de señalar Pétain como «colaborador del asesino Hitler» y Franco, «el amigo de los dos». De buena mañana nos hacía memoria de las atrocidades de la guerra del Vietnam y nos recordaba cómo era la frágil democracia americana con los asesinatos de Luther King y los hermanos Kennedy; nos enseñaba historia y a ser libres con la realidad cotidiana. El maestro de lengua y literatura estaba entusiasmado que aprendiéramos a redactar y a amar Lorca, Machado, Hernández, Baroja, Ortega y Unamuno … Por cierto, el maestro de lengua se decía, se llama, Pere; el de historia, que probablemente ha cambiado muchas historias, Àlvar. De hecho los nombres quizás son el de menos, porque se está convencido que los sucesores, a partir de este nuevo curso, nos recordarán a los poetas; y nos explicarán cómo se inició la guerra de Irak, Afganistán, los impactos sobre el medio, la violencia. Insistirán como muchos chorizos mienten deliberadamente cada día para mantener intacto su status, mientras se continúa cargando el peso de la crisis sobre los trabajadores. A pesar de en la escuela algunas carencias todavía persisten, la sociedad tiene que estar agradecida a los maestros, los de antes y los de ahora.

 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s