La adolescencia se puede ‘prevenir’

 

La pubertad será menos conflictiva si los padres saben dosificar la libertad de sus hijos y negociarla con ellos unos años antes – La clave está en fijar límites sin ser autoritarios

INMACULADA DE LA FUENTE 01/08/2009

 Centímetro a centímetro, su cuerpo se aleja de una infancia instalada aún en su cabeza y en sus juegos. Centímetro a centímetro, la puerta de su cuarto se llena de letreros que marcan fronteras. Territorio propio, llamar antes de entrar, ésta es mi habitación y aquí dentro mando yo. Doce, trece años. Después de la primera frase, "mi cuarto es mío", vendrán otras afirmaciones categóricas: "No te metas en mi vida", "Son mis amigos y punto". Mitad niños aún, mitad adolescentes, empiezan a tomar decisiones y también a equivocarse.

 

El verano es tiempo de ensayar libertades: el primer viaje al extranjero; las largas vacaciones con los amigos del pueblo o la urbanización, con sus horarios relajados y sus pequeños rituales de independencia…

Los expertos consideran que hay que darles pequeñas responsabilidades poco a poco e ir soltando amarras. Sugieren que la adolescencia llega antes y que los padres tienen que aprender a negociar. "Desde pequeños pueden encargarse de reclamar al camarero el refresco que olvidó traer o cambiar una prenda en los grandes almacenes aunque estemos nosotros delante", propone la psicóloga Olga Castanyer.

Las salidas tienen que ser progresivas…

 "¿Saben lo que quieren y cómo expresarlo?", se pregunta la psicóloga Olga Castanyer, autora de Enséñale a decir no (Espasa Calpe, 2009). Experta en autoestima y asertividad afirma que para crecer sin inseguridades los niños necesitan límites. "Hay mucha confusión entre educación y autoridad. No ponerles límites les perjudica", continúa. "Si crecen seguros sabrán decir que no a sus iguales o a la presión social cuando les pidan algo que no quieren hacer. Para decir no a la droga hay que tener opinión propia y no dejarse llevar por la corriente", señala.

Pero la clave es manejar bien el lenguaje, transmitir esos límites. Hay padres (y profesores) habituados a apelar a la autoridad, sin distinguir entre lo negociable y lo que no se puede transgredir. Otros tienden a ser permisivos, persuadidos de que ya les pondrán las pilas en el campamento o en la vida adulta. Esa actitud meliflua no fomenta la autoestima. "Hay que ejercer la autoridad sin miedo, pero sin dañar con las palabras", prosigue Castanyer. "Huir del sermón, ceñirse a los hechos y corregir la conducta, sin sacar la falsa conclusión de que el niño quiere fastidiar", opina.

La adolescencia no es una epidemia, pero algunos padres quisieran abordarla con vacunas… 

La tolerancia hacia el consumo de drogas duras es cada vez menor entre ellos…

Pero el universo adolescente es diverso y la edad media de iniciación al alcohol es cada vez más baja. Bautizos, comuniones y fiestas navideñas suelen ser algunas de las celebraciones que facilitan el tránsito al alcohol. Una vez iniciado el consumo, uno de cada cuatro jóvenes entre 15 y 29 años considera normal hacer botellón, según el informe 2008 del Instituto de la Juventud. "Prohibirles que beban a cierta edad, y cuando su grupo lo hace, quizás sea contraproducente, pero hay que inculcar el consumo responsable. Ahí está la labor educativa: que sean capaces de beber sin emborracharse, que decidan por sí mismos y que vean que por hacer lo que piensan no pierden amigos ni pasa nada", dice Castanyer.

El ex Defensor del Menor denuncia que se está dando un rebrote machista entre los jóvenes junto a una clara presión para consumir sexo. Hay algunas letras de rap terribles", continúa. "Un caldo de cultivo tóxico", dice, "en el que se enmarcan los abusos y violaciones que están saliendo a la luz estos días. Si fuera el psicólogo forense, lo primero que preguntaría a estos chicos es cómo valoraban a sus víctimas antes de violarlas. Seguro que las despreciaban de alguna manera. Resulta preocupante que algunos dijeran que no eran conscientes de lo que hacían, forzar a una chica. Pero estoy seguro de que no tolerarían que alguien hiciera eso a sus hermanas", prosigue Urra.

Los anticonceptivos, en especial el preservativo, son asequibles. Pero no siempre se habla a tiempo de este tema en familia, y la imprevisión de algunas relaciones y la falta de planificación de esa primera vez, dificulta su uso efectivo…

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/adolescencia/puede/prevenir/elpepisoc/20090801elpepisoc_1/Tes/

 
Anuncios

Un comentario en “La adolescencia se puede ‘prevenir’

  1. Pablo dijo:

    Si queremos crear delincuentes, según Emilio Calatayud, es recomendable ser totalmente permisivos con ellos y pasar de enseñarle los valores más básicos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s