Bajo la maldición del petróleo

Texto: Bru Rovira

En el sur de Chad, el petróleo ha empezado a fluir debajo de una tierra agrícola y pobre. Esta riqueza, sin embargo, en vez de servir para el desarrollo y la lucha contra la pobreza, se ha convertido en una maldición: algo que el “modelo chadiano” de explotación, icono del Banco Mundial, quería evitar .

A pesar del petróleo, Chad sigue siendo uno de los países más pobres del mundo (y de los más corruptos). Las petroleras consumen ellas solas más electricidad que el resto del país, mientras que el agua escasea y las familias tienen que recorrer largas distancias para conseguirla.

 

El algodón no estaba mal. Tenía una buena salida. Hasta que los precios se hundieron completamente debido al dumping. Finalmente, a pesar de la calidad de su producto, no lo podía vender porque los países ricos habían llenado el mercado con algodón subvencionado.

En África, el dumping causa un efecto tan brutal como lo hizo la trata de esclavos.

En Mali tenían una magníFIca producción de leche de vaca que abastecía los mercados locales. Pero los europeos metieron leche en polvo barata. Y la gente dejó de comprar leche local. ¿Por qué gastar más dinero en leche de vaca si la leche en polvo europea -también excedentaria, como las patas y las alas de los pollos- se vende más barata?

En África, no. En África, cuánto más rico es un país, peor para él. Sudán, por ejemplo, vive desde hace años una guerra genocida asociada a los intereses del petróleo. Las compañías occidentales y, especialmente, China miran hacia otro lado cuando se les señala la gravedad que supone apoyar a un gobierno que mata a los agricultores y los ganaderos de Darfur y quema sus aldeas. Que las Naciones Unidas y las ONG se ocupen de los refugiados: el petróleo es una necesidad estratégica.

Guinea, gracias al petróleo, podría ser uno de los países más ricos del mundo, pero es uno de los más pobres. ¿Dónde va el dinero? Va a los bolsillos del presidente Obiang y de su familia. Las compañías extranjeras tienen permiso para explotar los pozos a cambio de esta corrupción. Y siempre les resulta más barato pagar la corrupción que actuar según la ley. Por eso Obiang se mantiene en el poder. Incluso el Gobierno español decidió recibir a este personaje, que podría sentarse perfectamente en el banquillo del tribunal de La Haya. “Debemos velar por nuestros intereses., .si no lo hacemos nosotros, lo harán otros”, dijo un portavoz del partido del mismo Gobierno que provocó entusiasmo cuando nos sacó del sucio embrollo de la guerra de Iraq.
 

El petróleo, pues, en vez de ser una suerte puede ser una maldición. Comparemos, por ejemplo, dos países como Mozambique y Angola. En el primero, que no tiene petróleo, se empieza a caminar lentamente, paso a paso, después de una trágica historia colonial y una larga guerra civil. En el segundo, con la misma historia colonial y una guerra civil todavía peor, el petróleo fluye a mares y podría servir para superar su nefasto pasado -¡sólo tienen 11 millones de habitantes y casi un millón de barriles diarios!-. Lo que ocurre, sin embargo, es que, en vez de mejorar, cada vez circulan más coches de lujo -en Luanda incluso se ve algún Maserati-, existe más corrupción, más sátrapas, y la gente común sigue sufriendo la pobreza extrema.

Los países africanos con recursos propios tienen motivos sobrados para temer a sus riquezas como si fueran la peste, porque tenerlas significa guerra, soldados, violaciones de los derechos humanos, desplazamientos, destrucción de la vida civil y del medio ambiente, corrupción…

El petróleo sigue fluyendo… hacia Texas. La pobreza puede esperar. Es la guerra. Marcel dice que antes dormía muy bien y que ahora esta maldita central de hormigón instalada encima de la casa donde nació, la casa de sus padres, produce un ruido sordo que se le mete en la cabeza y no le deja dormir. Ya lo veía venir.

El arzobispo explica que sólo han empeorado las cosas: los precios han aumentado, los agricultores han perdido tierras y trabajo, el dinero fácil ha desestructurado la vida social de la zona, muchas familias se han roto por culpa del alcohol y es un escándalo las chicas jóvenes que se prostituyen.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s