La voluntad del gobierno es endeudarse

 

Jesús Membrado, Portavoz del PSOE en la Comisión de Trabajo e Inmigración

• El Portavoz del PSOE en la Comisión de Trabajo e Inmigración hace un repaso por la situación que vive nuestro país en materia de inmigración: "La voluntad del gobierno es endeudarse para mantener las prestaicones".

 
22/08/09
—En Europa se puede trabajar 65 horas. ¿Es volver a la esclavitud?
Es volver al siglo XIX, a la etapa de la primera revolución industrial.

—¿Cuántas horas trabajan esos cerebros que han parido la idea?
No sé si trabajan muchas horas, pero son bastante desaprovechadas.

—¿De quién es la culpa de que vayamos hacia atrás?
Hay muchos elementos. Algunos países piensan que la globalización en estos momentos supone competir en base sobre todo a la explotación de los trabajadores. Es una forma de entender el mundo que no coincide con nuestro país.

—¿En España se le puede plantar cara al asunto?
Hemos dado dos pasos muy importantes; el primero, que España se ha opuesto votando en contra y quedándose en minoría, pero pensamos que en el Parlamento Europeo tendremos una mayoría para modificar la directiva. Y el Parlamento español ha rechazado la directiva por unanimidad y dio un mandato al Gobierno para que siga rechazándola. Son dos pasos importantes.

—Al final las empresas de otros países producirán más barato…
Está demostrado que el abaratamiento de la mano de obra es pan para hoy y hambre para mañana. La competitividad se hace por investigación y desarrollo, formación, cualificación, vinculación con la empresa…

—¿Sabemos el por qué de la crisis?
Intuimos que viene seguramente por la situación de grupos financieros descontrolados, con operaciones económicas basadas fundamentalmente en el negocio rápido y en la especulación y por movimientos de capital que se han desarrollado al albur de las políticas neoliberales, que han sido un verdadero fiasco porque han enriquecido a los de siempre, están empobreciendo a una parte importante de la población, están destruyendo buena parte de las clases medias en algunos países y nadie sabe hasta dónde puede llegar.

—¿Es un varapalo para el liberalismo y su santificado mercado?
Así lo deberíamos entender. Aquellos que han practicado el neoliberalismo más desaforado son los que en estos momentos están pidiendo a papá Estado que intervenga. Resulta patético ver a los ‘neocon’ yanquis pedir al Tesoro que intervenga para resolver las crisis financieras.

—¿Y debe acudir papá Estado?
En algunos países hay que resolver cuanto antes el efecto multiplicador de una crisis, porque sería bastante injusto que el problema de una gran empresa en Estados Unidos suponga que lleve paro y pérdida de poder adquisitivo a países europeos que no han tenido denada que ver con los especuladores. Las medidas no son las más justas, pero sí las más recurrentes; no me gustan, pero hay que apechugar con ellas.

—Al final, ¿pagarán los trabajadores los platos rotos?
En España estamos intentando que no sea así. La crisis del 83, con la reconversión industrial, se hizo fundamentalmente a costa de los trabajadores y en contra de los sindicatos; la crisis del 93 la resolvimos de la misma manera: a costa de los trabajadores, con recorte de prestaciones y reforma del mercado laboral, ¿recuerda el contrato basura y la llegada de las ETT?; en la del 2002, el PP introdujo una modificación de la negociación colectiva para cargársela a los trabajadores. Ésta es la primera vez que se está intentando salir de una crisis sin tener enfrente a los sindicatos y a la patronal, buscando fórmulas que no recaigan sobre los trabajadores. Vamos a ver si lo conseguimos.

—¿Pero hay dinero suficiente?
Hay dinero suficiente, nuestro grado de endeudamiento era escaso y pese a que las prestaciones por desempleo hoy son más altas que en las otras crisis, la voluntad del Gobierno es endeudarse lo que sea necesario para mantener las prestaciones sociales.

—¿Le parece excesiva la cifra de extranjeros que cobran el paro?
No, si han cotizado, tienen derecho. Hemos optado por un sistema de integración de los extranjeros por la vía del empleo, y deben tener los mismos derechos y obligaciones.

—¿Hay que cerrar el grifo de las contrataciones en origen?
Se hacen en función de la demanda y hay que pactar el contingente con sindicatos y empresarios. Si ellos creen que hay que reducirlas, me parecerá bien.

 
crisiscrisis
Anuncios

2 comentarios en “La voluntad del gobierno es endeudarse

  1. BeGoÑa dijo:

    Hola Jaime, sólo decirte como dice el refrán "no se pueden pedir peras al olmo"….queda dicho todo, sobre todo en el tema sindical que son los próximos Alcaldes, Diputados, Senadores, Eurodiputados……..esto es pura mafia…. por todas parte y culpa de todos. Un beso, Bego

  2. Jaime M. dijo:

    El pasado viernes 26 de diciembre apareció en rueda de prensa el presidente del Gobierno, y anunció a bombo y platillo, tras las deliberaciones del Consejo de Ministros, el aumento del salario mínimo interprofesional en un cuatro por ciento. La platea estaba llena de periodistas, y ante ese anuncio, a ninguno se le ocurrió preguntar al presidente, si sabía que ese aumento, traducido en cifras, significaba un aumento de 24 euros al mes, o 0,80 euros al día, o 0,10 euros a la hora. Traducido a pesetas sería, 4.000 pesetas al mes, o 133,33 pesetas al día, o 13,50 pelillas a la hora. Ah!, y todo eso en bruto y antes de las retenciones. Claro, ya se sabe, los periodistas son de letras y por eso se perdieron la oportunidad de ofrecernos la cara del presidente si alguno de ellos le hubiera tenido la sagacidad de plantearle esta cuestión. Dicen, los ignorantes y desinformados, que el salario mínimo se le aplica a una mínima proporción de trabajadores, ignorando que además de ser el salario del peonaje, tanto del campo como de la industria y la Administración, también es la referencia para negociar los convenios colectivos, aplicar los subsidios para parados y descapacitados, incapacidades parciales, pensiones para hijos de separados y divorciados, huérfanos, embargados por las administraciones incluido Tráfico, indemnizaciones por despidos, sentencias indemnizatorias de la justicia, salario de los presos, los curas, ONG´s, etcétera. ¿Por qué el Gobierno siempre nos trata de esta manera? ¿Quiénes se han creído que son? ¿No se dan cuenta que una multitud de desgraciados y miserables, dependen de sus decisiones? Manel García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s